Jugando conmigo mismo: sal

Estoy rechazando Halloween esta noche. Estoy trabajando, así que no tengo que disfrazarme ni beber sangre. Por eso, en lugar de buscar un juego aterrador para este nuevo episodio de Jugando conmigo mismo, encontré uno que es pacífico y brillante: todo arcoíris y cachorros felices.